Construcción de ciudadanía

En principio, asumimos que la ciudadanía supone la pertenencia de los sujetos a una comunidad sociopolítica y su reconocimiento formal como parte de ella. Pero para que dicha pertenencia sea efectiva o manifiesta, los sujetos requieren cumplir con ciertas responsabilidades y deberes que, por un lado, le pueden ser atribuidos al cumplir con ciertas características, como el hecho de alcanzar la mayoría de edad, o que, por otro lado, pueden ser generados por los mismos sujetos que promueven la necesidad de proponer y ejercer como necesarios ciertos derechos y obligaciones como atributos y compromisos que deben ser considerados como proyectos de convivencia social.

En este último sentido, y coincidiendo con Alain Touraine, quien señala que la ciudadanía es la capacidad del individuo de sentirse responsable del buen funcionamiento de la instituciones, en simetría con la obligación de las instituciones de respetar los derechos y hacer respetar las obligaciones de todos los ciudadanos sin distinción de sexo, color, ideología, religión, preferencias sexuales, consideramos que el ejercer ciudadanía dota a las personas de la capacidad de construir o transformar las leyes o normas que ellas mismas quieren vivir, cumplir y proteger para la dignidad de todos.

Es por ello que un elemento fundamental para alcanzar una genuina ciudadanía es sin duda la habilitación de los sujetos para ejercer sus derechos y obligaciones como ciudadanos. Esto implica que, primero los conozcan y se reconozcan en ellos, es decir, que los asuman como valiosos para sí mismos y para su comunidad, y, posteriormente, este conocimiento y reconocimiento les incentive a participar tanto en la exigencia y defensa de esos derechos y obligaciones ya existentes, así como también en la creación y promoción de nuevas reglas de conducta y el desarrollo de capacidades personales acordes con su consecuente ejercicio.

Así pues, consideramos que no hay una sola vía para convertirse o llegar a ser ciudadano, pues la ciudadanía no sólo debe considerarse como un estatus otorgado, por un tercero, en este caso por el Estado, sino que también, y como construcción histórica, la ciudadanía es una categoría dinámica sujeta a procesos sociales, culturales, económicos y por tanto políticos de los que somos parte como sujetos individuales y colectivos.

Asumimos que se debe pasar de una ciudadanía otorgada y pasiva a una ciudadanía activa y participativa en la que el individuo asume conscientemente un papel protagónico y su propia responsabilidad en la transformación de la sociedad.

Desde esta visión, concebimos a la ciudadanía como la expresión de diversas posibilidades de transformación que no sólo se logra con cumplir o validar una serie de requisitos formales o institucionalizados (como tramitar una credencial de elector que nos acredite), sino sobre todo con el desarrollo de una conciencia crítica sobre nuestro entorno que posibilite una mayor cooperación y participación en beneficio solidario de todos los miembros de la sociedad.

Entonces, afirmamos que adquirir esa conciencia crítica se desarrollará a través de una construcción de ciudadanía, la cual definimos como ese proceso de reflexión-acción que da como resultado que el ciudadano, el cual surge como tal de este proceso, no sólo salga a la esfera pública, sino que en principio, se sienta con el derecho y la obligación de estar en ella, que la asuma como propia y responsable de lo que en ella suceda.

En este sentido, afirmamos que el ejercicio de la ciudadanía debe ser pacífico y autorregulado. Su principal objetivo es mejorar el bienestar público, por lo que las acciones que sólo buscan el beneficio individual, en cambio, no están vinculadas a la ciudadanía.

La ciudadanía pues, implica una serie de derechos y obligaciones que los sujetos de una sociedad adquieren, demandan, acatan, ejercen y configuran como miembros legítimos, conscientes y activos de ella.

Es así que en Alianza Cívica Nuevo León, A.C. consideramos que ser ciudadano y ciudadana significa, además de poseer un sentimiento de pertenencia a una comunidad política y de obtener el reconocimiento de esa comunidad política haciendo valer, de forma consciente y crítica, sus derechos y obligaciones ante ella, también implica el libre y pleno ejercicio de todas sus capacidades y deseos para alcanzar una sociedad más justa y equitativa, participando de manera activa para su alcance.

Reflexionando inclusive antes de un ejercicio de planeación y considerando las fortalezas de nuestra organización así como los comentarios expresados por compañeros, amigos y organismos ciudadanos con los que hemos compartido proyectos, esfuerzos comunes y actividades, nos permitimos plantear los siguientes objetivos:

OBJETIVO GENERAL DEL EJE

  • Contribuir al pleno ejercicio de los derechos y responsabilidades de los ciudadanos mediante su divulgación y reflexión, así como su puesta en práctica a través de acciones concretas que promuevan la valoración significativa de tales derechos y responsabilidades de los individuos y grupos, y que les permitan asumir un papel relevante en la toma decisiones sobre los asuntos públicos.
OBJETIVOS ESPECÍFICOS DEL EJE
  • Difundir y promover el sentido de responsabilidad que los ciudadanos debemos cumplir para lograr que los derechos civiles, sociales y políticos efectivamente sean respetados en nuestro país.
  •  Promover un sentido de responsabilidad por parte de las instituciones y sus responsables con respecto al cabal cumplimiento del respeto a los derechos de sus ciudadanos así como el uso de los mecanismos que el Estado ha implementado para hacerlos valer.
  •  Involucrar y obligar de manera formal a las diferentes instituciones correspondientes con el fin de mantener un seguimiento puntual sobre el cabal cumplimiento de los compromisos que en materia de derechos tienen con los ciudadanos.
  •  Difundir y promover entre los ciudadanos los derechos civiles, sociales y políticos como elemento fundamental para lograr un nivel de conciencia tal que anime su participación en la defensa y promoción de tales derechos.

ACTIVIDADES ESPECÍFICAS DEL EJE

  1. Posicionar el tema de la democracia y ciudadanía en la opinión publica, promoviendo foros, seminarios, mesas redondas, consultas ciudadanas, esto buscando vínculos con instituciones, académicas, civiles,  organismos electorales etc.
  2. Desarrollar proyectos de investigación sobre temas que afecten directamente a la ciudadanía,  y difusión de sus resultados como elemento determinante para contribuir al desarrollo de una cultura ciudadana adecuada a las necesidades actuales.
  3.  Desarrollar proyectos de educación cívica a todos los niveles mediante la vinculación con organizaciones civiles, académicas, universidades, vecinales, barriales, colonos, CEB’s.
  4. Realizar campañas de difusión del perfil de ciudadanía que requiere nuestro país, y las condiciones actuales, mediante los diferentes medios a nuestro alcance, ya sean impresos o electrónicos.
  5. Articular nuestras actividades a las propuestas de otros grupos y organizaciones civiles en respaldo, apoyo, colaboración, sin necesariamente operar acciones.
  6. Promover la creación de una red de organizaciones civiles con el fin de coordinar esfuerzos de corto, mediano y largo plazo vinculando proyectos específicos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s